Qué hacer en la Casa de Andalucía.

0
1110
Casa de Andalucía

Qué hacer en la Casa de Andalucía.

La casa de Andalucía de Leganés es un valor en alza. Ha sabido adaptarse a los nuevos tiempos sin perder la tradición. Ofrece en la actualidad ocio para niños, jóvenes y adultos a un precio muy competitivo. Por veinticinco euros al mes, hay clases de baile, cante,  guitarra o cajón flamenco con profesores de fama internacional como Antonio Alcalá o José Manuel Montoya. Además, otras actividades son gratuitas como el coro rociero, el teatro infantil y de adultos o las romerías y tertulias flamencas. También organizan excursiones que favorecen la convivencia y los nuevos lazos de amistad.

Pero lo más importante de todo es que no es necesario ser andaluz o tener raíces andaluzas para ser socio. Simplemente pásate a conocerles, están al ladito de la Chopera. Saldrás con lunares en los zapatos, volantes en el corazón y un pequeño duende que ya nunca querrá despegarse de tu lado.

Sobre los profesores, hay mucho que contar.

Escuela de Guitarra:

Jose Manuel Montoya es un conocido guitarrista y un experto docente. José Manuel ha creado su propia pedagogía para tocar la guitarra flamenca. Todas las disciplinas del flamenco encuentran en él una transcripción a partitura que hace más sencillo el aprendizaje. Innovador en este terreno, hoy es profesor del conservatorio Flamenco de la Fundación Casa Patas y de la escuela municipal del ayuntamiento de Madrid. Formó parte del grupo Los Tarantos, hoy, Media Luna. Ha trabajado con grandes como José Luis Moreno o Isabel Pantoja. Cada jueves lleva su arte al Gran Casino de Madrid. Por suerte también da clases en La Casa de Andalucía de Leganés.

Escuela de baile:

Jose Antonio Jurado, bailaor, coreógrafo y profesor de baile en Casa Patas tiene muchas tablas. Las de los escenarios del Villa Rosa, el corral de la Morería o e café de chinitas. Y las de los escenarios de medio mundo. José Antonio ha llevado el arte del flamenco por teatros internacionales acompañando a grandes con Cristina Hoyos, Juan Valderrama o María Pagés. Hoy compagina la creación de sus propios espectáculos con la docencia y tiene un huequito para venir a Leganés. Lujazo.

Rocío Cabezas es titulada en Flamenco por la cátedra de Flamencología de Jerez de la Frontera. Se ha formado en la Escuela de danza Española y en la Escuela de Flamenco. Entre sus profesores destacan Antonio Canales, María Juncal o Concha Jareño. Hoy la profesora es ella tanto en la Casa de Andalucía como en La escuela de Baile Siete Notas.

Marta Murcia empezó como alumna en la Casa De Andalucía y hoy es profesora de baile aquí. Puede que la reconozcas como imagen de la firma de complementos AIpelO. Se ha formado en la escuela Carmelilla, en Amor de Dios. Ha llevado su arte a los veranos de la Villa Y el Conde Duque entre otros de la mano de Ana Reverte.

Me despierta la curiosidad eso de que den clases de cajón, que tengan un coro rociero abierto a la participación y clases de teatro tanto infantiles como de adultos. Creo que lo mejor será pasarme por allí y preguntarles.

 

 

 

Compartir

No hay comentarios

Dejar respuesta

-  Ocio en Leganés te informa que los datos de carácter personal que nos proporciones rellenando el presente formulario serán tratados por Ocio en Leganés como responsable de esta web.

La finalidad de la recogida y tratamiento de los datos personales que te solicitamos es para enviarte nuestras publicaciones, promociones de productos y/o servicios y recursos exclusivos.

Legitimación: al marcar la casilla de aceptación, estás dando tu legítimo consentimientos para tus datos sean tratados conforme a las finalidades de este formulario descritas en la Política de Privacidad.

Como usuario e interesado te informamos que los datos que nos falicitas estarán ubicados en los servidores de Dinahosting (proveedor de hosting de Ocio en Leganés) dentro de la UE. Ver Política de Privacidad de Dinahosting

Podrás ejercer tus derechos de acceso, rectificación, limitación y suprimir los datos en info@ocioenleganes.es así como el Derecho a presentar una reclamación ante una autoridad de control. *